cerrar Actualice su navegador
El navegador que está usando en este momento se encuentra desfasado y no cumple los estándares actuales para páginas web. Si quiere disfrutar una versión actualizada de este y otros sitios web, recomendamos que lo actualice gratuitamente a través de uno de estos enlaces:
Internet Explorer 9 Mozilla Firefox Google Chrome
Videos

Vetusta Morla trae a México la "garra y crudeza" de su disco "La deriva"

MÉXICO MÚSICA | 24 de octubre de 2014

México, 24 oct (EFE).- Inmersos en una nueva etapa, en la que han desarrollado un sonido más "áspero" y directo, Vetusta Morla llega a México con su "Tour La deriva", en el que presenta su tercer disco de estudio.

El grupo madrileño realiza así su octava visita a un país en el que han conseguido lo que era su objetivo, romper fronteras y "crear un público" propio, como asegura en una entrevista con Efe uno de sus componentes, Juan Manuel Latorre.

"Afortunadamente, en México ya hemos superado la fase en la que vienen a verte los españoles; hay una buena reacción por parte del público mexicano de bandas que vienen de fuera y especialmente de España, es gente que conoce bien el panorama de la música española, lo aprecia y le tiene mucho cariño", opina el guitarrista y teclista.

El Teatro Metropólitan abrirá mañana una serie de conciertos que también les llevarán a Guadalajara y Monterrey, antes de seguir con sus citas latinoamericanas por Colombia, Argentina y Chile.

Hacer discos y realizar su posterior gira, defiende el bajista Álvaro B. Baglietto, constituyen "los latidos del corazón" de la banda, y no importa el lugar, porque encima del escenario "se crea tal energía y comunión que el sentimiento que se transmite entre público y banda es universal".

En sus citas en México buscan que sus seguidores se "sumerjan" en el mundo de su nuevo trabajo, "La deriva", y para ello han tenido que recurrir a adaptaciones de sus anteriores temas, para que el espectáculo acabe siendo "compacto".

"Este disco es diferente en muchos aspectos, el sonido es más áspero en bastantes sentidos, con más distorsión y estructuras de las canciones más directas, de hecho, no hay muchas canciones que pasen de los cuatro minutos", subraya Latorre.

Es por esto que sus temas iniciales serán interpretadas con variaciones, para "comunicar mejor" lo que quieren expresar en la fase que están atravesando como grupo.

"La canción 'Un día en el mundo' -ejemplifica el guitarrista- se nos quedaba muy ligera, y nosotros ahora queremos un poco más de 'garra', de 'actitud'".

De los tiempos en los que se juntaban para hacer música con el único objetivo de divertirse queda la "ilusión", y los años de trayectoria -más de 15- les han hecho alcanzar un punto de "horizontalidad" entre sus seis componentes, de tal forma que "si faltara cualquiera, no se aportaría la misma personalidad".

"Somos amigos antes de colegas de trabajo. Según vas profesionalizando tu actividad, hay un grado de responsabilidad y ya no puede ser todo una fiesta de amiguetes, pero la complicidad se mantiene y es la base de lo que hacemos", afirma Latorre.

El grupo apuesta por una mayor integración entre la música española y latinoamericana, a pesar de que considera que todavía queda trabajo pendiente para "cerrar círculos y abrir puentes".

Como señala Baglietto, "hoy en día están cambiando un poco de reglas, y muchas discográficas no saben cómo hacer, más allá de las redes sociales e Internet, para distribuir su música y organizar giras".