cerrar Actualice su navegador
El navegador que está usando en este momento se encuentra desfasado y no cumple los estándares actuales para páginas web. Si quiere disfrutar una versión actualizada de este y otros sitios web, recomendamos que lo actualice gratuitamente a través de uno de estos enlaces:
Internet Explorer 9 Mozilla Firefox Google Chrome
Videos

El misionero español repatriado por padecer ébola no recibirá el fármaco Zmapp al estar agotado

EBOLA ESPAÑA | 22 de septiembre de 2014

Madrid, 22 sep (EFE).- El religioso español Manuel García Viejo, repatriado esta madrugada desde Sierra Leona a consecuencia de la enfermedad del ébola que padece, se encuentra en estado "grave" en un hospital de Madrid y no podrá recibir el suero experimental Zmapp por estar agotadas sus existencias.

Así lo informaron hoy en una conferencia de prensa autoridades locales de Sanidad y responsables del Hospital La Paz-Carlos III que explicaron que el paciente presenta un cuadro importante de deshidratación y una afectación hepato-renal marcada.

La fuentes medicas indicaron que se están estudiando otras posibilidades de tratamiento, como administrarle suero "convaleciente" de otros pacientes que hayan superado la enfermedad, aunque su eficacia no está probada.

José Ramón Arribas, jefe de la Unidad de Infecciosas del hospital, declaró que las existencias de Zmapp están agotadas en todo el mundo y su proceso de desarrollo es muy complejo, por lo que se están valorando otras alternativas experimentales, cuyos resultados no están probados aunque la Organización Mundial de la Salud ha reconocido que es ético su utilización en estos casos.

Si el equipo médico decide aplicar alguna de estas terapias, precisó, será con el consentimiento del paciente, a quien se han realizado análisis para confirmar que está infectado por ébola y para determinar si también padece malaria.

El suero Zmapp fue administrado por primera vez en dos estadounidenses infectados de ébola y ambos consiguieron superar la enfermedad.

También fue suministrado al religioso español Miguel Pajares, quien fue repatriado en agosto en estado grave desde Liberia y murió cinco días después a consecuencia del ébola.

García Viejo, de 69 años de edad y quien trabajaba como médico cirujano en un hospital de la orden de San Juan de Dios en la ciudad de Lunsar, es, después de Pajares, el segundo español con ébola repatriado.

El brote de ébola declarado el pasado mes de marzo en Guinea Conakry se ha extendido a poblaciones de Liberia, Sierra Leona, Nigeria y Senegal, en las que ha infectado a unas 5.500 personas y ha causado alrededor de 2.600 muertes, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Manuel García Viejo llegó esta madrugada a Madrid en un avión Hércules medicalizado del Ejercito español.