cerrar Actualice su navegador
El navegador que está usando en este momento se encuentra desfasado y no cumple los estándares actuales para páginas web. Si quiere disfrutar una versión actualizada de este y otros sitios web, recomendamos que lo actualice gratuitamente a través de uno de estos enlaces:
Internet Explorer 9 Mozilla Firefox Google Chrome
Videos

Rodrigo Lima, el discreto goleador que aúpa al Benfica

FÚTBOL PORTUGAL | 21 de abril de 2014

Lisboa, 21 abr (EFE).- Seguramente no sea el futbolista que venda más camisetas, ni el del cláusula de rescisión más alta, ni tampoco el que más gane, pero el brasileño Rodrigo Lima ha logrado, sin hacerse notar, liderar el capítulo goleador del campeón Benfica.

Condicionado por una carrera que despegó tarde, a los 26 años, y repleta de tumbos, Rodrigo José Lima dos Santos (Monte Alegre, Pará, 1983) ha reflejado en el campo la capacidad de sacrificio y la humildad de las que se sirvió para instalarse en la elite.

Los dos goles que marcó ayer ante el Olhanense certificaron el trigésimo-tercer título de los encarnados y engordaron su cuenta, hasta los 14 tantos, el tercer mejor marcador del campeonato, a cuatro del colombiano Jackson Martínez (Oporto).

"Fue el punto álgido de mi carrera, pero apenas fui uno más en esta conquista. Tuve colegas maravillosos que me ayudaron a conquistar un título merecido", manifestó anoche el artillero brasileño, a quien aún le cuesta esconder su timidez ante las cámaras.

Hasta llegar a este "punto álgido", Lima, que todavía puede vencer la Liga Europa y la Copa de Portugal, ha firmado una carrera de obstáculos que puso a prueba su carácter.

Como centenas de futbolistas sin espacio en los grandes de su país, probó muy joven suerte en Portugal, donde jugó en el 2004 en Regional en el modesto Vizela.

El fútbol luso no reconoció entonces sus cualidades, entre las que destacan la velocidad y un seco remate, y regresó a su país natal, donde peregrinó en hasta ocho equipos, los de más renombre, el Santos y Avaí.

Con 26 años, apostó de nuevo en Portugal y fichó en el 2009 por el Belenenses, donde sumó siete goles en 27 partidos.

Aunque no evitó la caída a Segunda, este balance goleador le permitió ingresar en el Sporting de Braga, el cuarto grande del país.

Allí se hizo un nombre en Europa -le marcó tres goles al Sevilla en la eliminatoria de acceso a la Liga de Campeones- y se consagró en la temporada 2011-2012 máximo goleador de la Liga lusa con 20 dianas, empatado con el paraguayo Óscar Cardozo.

Sus atributos futbolísticos y abnegada actitud cautivaron al entrenador del Benfica, Jorge Jesús, y el club encarnado desembolsó cinco millones de euros por su pase.

Quizá por su silenciosa labor dentro del campo o tímida actitud fuera de él, Lima no llama especialmente la atención en un plantel salpicado de jugadores cuya cotización alcanza los dos dígitos.

El internacional español sub-21 Rodrigo Moreno y los argentinos Nico Gaitán, Ezequiel Garay o 'Totó' Salvio lucen un cartel superior al del futbolista de Pará.

Esta temporada, Lima se ha destacado por cumplir a rajatabla uno de los trabajos más ingratos para un delantero, el de la presión -imprescindible para el sistema de juego que propone Jorge Jesús-, pero también por su técnica individual y juego aéreo.

Tanto que ha logrado sentar en el banquillo a una institución como Cardozo, el mejor goleador extranjero de la historia del Benfica, con más de 150 aciertos.

Con 47 goles en dos temporadas en el Benfica, antiguos internacionales brasileños, como Roberto Carlos o Geovanni, han pedido a Luis Filipe Scolari que le dé una oportunidad con "O Escrete Canarinho".

En la selección de Portugal también se ha debatido su participación, aunque Paulo Bento se ha mostrado más reticente a nacionalizaciones que su antecesor, Carlos Queiroz. Antonio Torres del Cerro